Organizar tu vida a corto, medio y largo plazo es muy importante. Eso te ayudará a tener una visión más clara de cómo estará tu vida dentro de unos años.

Si tienes una buena organización, podrás calcular más o menos el tiempo que te llevará aplicar un cambio a tu vida.

1. Planificación a corto plazo

Este tipo de planificación se realiza con la idea de tener un control de tu día.

Son las tareas que vas a realizar hoy. Por ejemplo:

  • Si quieres escribir un libro 📕: Cada día te comprometes a escribir 1 página.
  • Si quieres hacer nuevas amistades 🙋: Cada día te propones conocer a 1 persona nueva, llevando la iniciativa en la conversación.
  • Si quieres empezar a hacer ejercicio 💪: Cada día te dedicas a hacer 5 minutos de ejercicio.
escribiendo un libro

Como puedes ver, es muy fácil seguir la planificación anterior. La idea es que tu planificación a corto plazo esté lo menos cargada posible ahora que estás empezando.

El mayor error que comete la gente al empezar a diseñar un plan de vida, es:

Ser demasiado ambiciosos al principio, y acabar siendo conformistas al final.

No hay que empezar la casa por el tejado. Todo a su tiempo. No aumentes la dificultad de tus hábitos hasta que pasen unas semanas en los que ya te hayas acostumbrado a ellos. Pretender cambiar tu vida de la noche a la mañana no es realista. No siempre contarás con la misma motivación. Habrá momentos difíciles, la idea es que no hagas excepciones. Por eso te digo que: No seas nada ambicioso, dedica poco tiempo y poco esfuerzo al principio.

2. Planificación a medio plazo

Es tu planificación semanal o mensual.

Teniendo en cuenta tu planificación a corto plazo, podrás hacerte una idea de qué podrás lograr a medio plazo.

Siguiendo con el ejemplo anterior:

  • Si te has comprometido a escribir un libro 📕: Cada mes habrás escrito 30 páginas aproximadamente.
  • Si te has comprometido a generar nuevas amistades 🙋: Cada mes habrás conocido a 30 personas aproximadamente.
  • Si te has comprometido a hacer ejercicio 💪: Habrás dedicado cada mes a hacer alrededor de 2 horas y media de ejercicio.
haciendo ejercicio

Por supuesto, todo esto teniendo en cuenta una planificación poco ambiciosa. Una vez ha pasado un mes entero, podrás permitirte ser ambicioso.

Por ejemplo, a partir del primer mes de empezar con un hábito nuevo, podrás probar a aumentar el reto.

  • Escribir 2 páginas de tu libro 📕 cada día.
  • Conocer a 2 personas 🙋 cada día.
  • Hacer 10 minutos de ejercicio 💪 cada día.

3. Planificación a largo plazo

Es lo que te propones conseguir cada año.

Un error típico de las personas es construir su lista de propósitos del año sin tener en cuenta hasta dónde son capaces de llegar.

Si tenemos en cuenta los tipos de planificación que te mostré antes y los seguimos:

  • Al cabo del año habrás escrito un libro 📕 de más de 300 páginas.
  • Al cabo del año habrás conocido a más de 300 personas 🙋 nuevas.
  • Al cabo del año habrás llegado a adquirir el hábito de ejercicio adecuado y a realizar la cantidad de ejercicio que necesitas 💪.
logrando tus objetivos

Conseguir tus sueños es fácil...

Pero primero, debes de pensar en pequeño, para finalmente acabar pensando en grande.

🖐️ La mejor manera de planificarte

Una vez comprendido lo anterior, estarás preparado para iniciar tu propia planificación. Para ello, podrás utilizar diferentes herramientas.

Yo, personalmente, no recomendaría utilizar un horario para planificar tus días. Al final, eso hará que acabes teniendo días rígidos y poco naturales.

La idea es que tú tengas una lista de cosas que hacer cada día y vayas descartando esa lista. De hecho, puedes ser estratega:

Si un día te saltas los 5 minutos de ejercicio que te has comprometido a realizar, los acumulas para al día siguiente.

Incluso, esto te permite adelantarte:

Si te ves con fuerzas de escribir más de una página de tu futuro libro al día, escribes 2 o 3 más, y dejas despejado los días siguientes (en los que podrás centrarte en otras cosas).

Esto te mantendrá motivado y reducirá la frustración que sientes. Si un día te encuentras demasiado atascado, lo puedes dejar para el día siguiente. Si un día te encuentras motivado, adelantas la tarea.

gimnasio

Recuerda lo que dijo Mihály Csíkszentmihályi:

Si haces algo bien, se vuelve divertido. Para seguir disfrutando de algo, necesitas aumentar su complejidad.

La idea no es hacer que odies tus hábitos, sino hacer que tus hábitos te hagan feliz.

En mi caso personal, llevo haciendo ejercicio de manera diaria durante años. Al principio, cuando empecé con ese hábito, me costó mucho y no tenía prácticamente ganas de hacerlo. Sin embargo, con el paso del tiempo, mi forma de verlo ha cambiado. Ahora Adoro hacer ejercicio. ¿Lo mejor? Hago ejercicio porque quiero hacerlo, no porque lo necesite. Al final, se vuelve un hábito imprescindible como el de la ducha. Un hábito que aumenta tu salud y mejora tu cerebro.

⚙️ Herramienta que recomiendo

He utilizado muchas herramientas de planificación. Te recomiendo que tú elijas la que más se ajuste a ti.

Personalmente, yo utilizo Trello para planificar mis días, semanas, meses y años.

Trello cuenta con recordatorios, esto te puede servir también para evitar olvidar fechas importantes. Haz clic aquí para ir a una entrada donde te explico cómo utilizar Trello para una organización profesional.